Derechos de la Naturaleza

Por Los Derechos De LaNATURALEZA Firma Ahora!!

DESCARGARformato Para Firmas
Mail

ATI QUIGUA Promotora del Referendo

VISITASu Pagina Oficial
Mail
  • Tab 1
  • Tab 3

Idioma

Quien esta en linea

Hay 4 invitados y ningún miembro en línea

Visitas

0725060
Hoy
Ayer
Semana
Semana ant
Mes
Mes ant
Total
379
338
1945
721232
5276
6651
725060

Tu IP: 116.203.130.126
Hora servidor: 2019-10-19 20:16:06
A+ A A-

Inicio

 

En Colombia según el Auto 004 de 2009 expedido por la Corte Constitucional 34 pueblos indígenas se encuentran en riesgo de extinción física y cultural. Como principales causas de este fenómeno el Alto Tribunal cita el conflicto armado, la explotación minera y el desarrollo de megaproyectos en sus territorios.

Articulado del Referendo

El pasado 25 de marzo de 2010, en la Plaza de Bolívar con apoyo de varias comunidades indígenas, campesinas, afro, movimientos ambientalistas, artísticas y culturales y otros sectores de la sociedad civil colombiana se hizo pública esta iniciativa que hoy cuenta con unas 370.000 firmas, pero que esperamos en este año alcanzar la meta de 1.500.000 firmas más para que, según la norma, pueda operar el Comité Promotor para llevar este proyecto al Congreso de la República.(fotos anexas)

Veamos el texto propuesto, inicialmente, como articulado:

Proponemos un referendo constitucional en Colombia que:

  1. Reconozca la Madre naturaleza como ser vivo, fuente de vida alimento, enseñanza, con derechos inherentes e inalienables.
  2. El derecho a ser respetada, derecho a continuar sus ciclos y procesos vitales, los derechos que tienen los humanos, los tendrá la madre naturaleza.
  3. El estado promoverá y garantizará, las obligaciones de los seres humanos con la madre naturaleza, su deber de vivir en armonía con ella, actuar acorde con los derechos y obligaciones, defender, respetar, proteger, conservar, restaurar la integridad de sus ciclos procesos y equilibrios vitales, promover y difundir estos derechos, garantizar la paz y eliminar las armas nucleares, químicas, biológicas. La humanidad debe garantizar que el daño causado a la madre naturaleza de rectifique y quienes lo produjeron paguen por ello, para restaurar la lesión.
  4. La Constitución de Colombia reconoce el sustento cultural y jurídico originario de nuestras naciones indígenas que recoge y respalda nuestra iniciativa Referendo.

Para los pueblos indígenas la naturaleza es nuestra madre sagrada y debemos conservarla, respetarla y cuidarla. La Naturaleza Viva tiene derechos reconocidos en la tradición jurídica milenaria de los pueblos indígenas: Ley de Origen, o ley natural del Agua, la Tierra, el Aire y El Sol, Ley de Se. Por ello nuestro compromiso es el Buen Vivir en armonía con los ciclos y proceso vitales humanos y naturales en reciprocidad con el Gobierno Natural. Nuestro propósito es recuperar la noción sagrada de territorio, fundamento de pueblos y naciones indígenas de América, recuperar para Bakatá, el país y el mundo los derechos de la naturaleza.

El Gobierno Natural requiere descubrir la esencia nativa que todos llevamos dentro: somos hijos del sol, nativos de agua y tierra, aliento del gran espíritu. Es también, una apuesta de avanzar hacia una sociedad intercultural que haga de Bakatá una Mito-polis, una ciudad moderna que se reencuentra con la ley de origen, con el orden natural de Se y los mitos aborígenes para la sanación de la tierra.

El propósito del Referendo es proteger los territorios y zonas de reserva de la gran minería y de los megaproyectos, defender la vocación ambiental y agrícola de nuestro país. El Objetivo principal es mediante un Proyecto Referendo incluir en la Constitución Nacional un artículo en donde el Estado colombiano reconoce y garantiza los derechos a la naturaleza como ser vivo. El propósito es además construir un proceso pedagógico-cultural que promueva una transformación de la gente en torno a la consciencia por la naturaleza, los seres y elementos que la conforman, pues ellos tienen sus propios derechos, el Agua a correr libre y a no ser contaminada, que los páramos, lagunas y humedales y bosques -especies de fauna y flora- permanezcan en su hábitat natural y, si hubiere usufructo de estos recursos que sea sostenible y razonable...


Esta iniciativa surge como un propósito del Movimiento Intercultural Tod@s Atierra, que en cabeza de su directora la concejala Ati Quigua, viene desarrollando un proceso de tejer los hilos de la historia para Bakatá y Colombia. Este movimiento surge en el Solsticio de Verano 2007, luego de armonizar con ceremonias rituales de pagamentos -con campesinos, artistas, estudiantes, jóvenes e indígenas- en el Verjón y otras veredas de Usme. Todos Atierra ha priorizado el territorio como pilar y objetivo en la defensa de la vocación ambiental y agrícola de nuestro país para garantizar así las formas de vida y la existencia de los elementos que la hacen posible, entre ellos la tierra, el agua, el aire y el sol.

En diciembre de 2007, realizamos nuestro primer Encuentro Intercultural Todos Atierra, en la capital colombiana; contó con un cuantioso grupo de autoridades y líderes indígenas de Colombia, Brasil, Chile, Guatemala, Estados Unidos y Canadá, junto con artistas y académicos, quienes declararon a Bakatá, capital mundial del agua, distrito intercultural de América, por su gran patrimonio hidrográfico, su diversidad biológica y cultural. Ver Declaración Anexa

Bakatá fue ratificada capital del Agua en el primer encuentro del Agua y la Cultura campesina, realizado en San Juan de Sumapaz, Abril de 2008, gestionado por la Concejala Ati. El Agua fue concebida como origen de vida y principio de ordenamiento territorial; campesinos y campesinas de Sumapaz reafirmaron la defensa del Páramo Sumapaz, del agua y la naturaleza... Ver Declaración Campesina

En el II Encuentro Intercultural Todos Atierra fue un llamado a la conciencia y la creatividad para hacer de Bakatá la región capital del agua, un distrito intercultural de América y una agropolis con soberanía alimentaria.

Todos Atierra es también la respuesta al compromiso pactado, en 2006, con el gobierno indígena boliviano de Evo Morales y los Amautas Aymara y pueblos de América, de pasar de la resistencia al poder público como mecanismo que canalice las iniciativas culturales y garantizar los derechos de los pueblos. El presidente Evo Morales como representante, también de los indígenas colombianos ha promovido diversas iniciativas como el Referéndum Mundial por los derechos de la Naturaleza, que se articula con nuestra Referendo en Colombia; además presentó ante Naciones Unidas una para reconocerle Derechos a la Madre Tierra y la Naturaleza. Ya el año pasado su gobierno en Bolivia confirió constitucionalmente a la naturaleza 11 derechos, entre ellos derecho a la vida; a continuar sus ciclos vitales; derecho al aire limpio y al agua pura; derecho al equilibrio y a no ser contaminada.

La concejala Ati Quigua señala que en Colombia el Referendo por los Derechos de la Naturaleza es la voz directa de colombianos y colombianas que defendemos la vocación ambiental y agrícola del país, “exigimos que nuestro gobierno vote a favor el reconocimiento de los derechos de la Madre Tierra en la ONU, que se discutirá el Día de la Tierra en abril próximo”.

La norma boliviana establece la existencia de un Ministerio de la Madre Tierra, un Defensor del Pueblo que abogue  por sus derechos y escuche las quejas de la naturaleza como la voz de activistas y otros grupos, incluyendo el Estado. La concejala Ati Quigua señala que el gobierno colombiano  debe saldar la deuda histórica, “como paso con los derechos de los pueblos indígenas; más de 140 países votaron a favor la Declaración de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, siendo el colombiano uno de los menos de tres Estados que se abstuvo de apoyar la iniciativa estando entre los 10 países más biodiversos, a expensas que más de 35 pueblos están en vía de extinción. 

La propuesta de Referendo hoy la Apoyan tres organizaciones indígenas nacionales; ONIC, OPIAC y CIT, diversas agrupaciones musicales como Aterciopelados, Dr. Krapula, Nawal, entre otros y la Red de Arte para la Tierra, Seikiwia, conformada por un centenar de agrupaciones musicales artísticas; además movimientos como Resistencia Andina, Revolución de la Cuchara, Pedale Andes, Fundación Natura, Expedición Nativa, la Confederación Agrosolidaria y grupos musicales andinos como Zampoñas Urbanas, Los Sikuris y diferentes sectores académicos, entre otros.

Otra apuesta del Referendo es garantizar la permanencia de los pueblos indígenas en sus territorios ya que afectaciones como el conflicto e intereses económicos de megaproyectos y explotación minera no sólo ha dejado miles de familias despojadas de sus tierras, sino unos 3.000 dirigentes asesinados en la última década y unos 40 pueblos que en inminente riesgo de extinción cultural. Por ello y en el marco de la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, declarado por la ONU, las comunidades indígenas realizaran, en Bogotá, un Acto Público en Memoria de más de 3.000 líderes indígenas asesinados en menos de 10 años, y denunciar la muerte de unos 20 líderes más en lo que va corrido del año, masacrados por defender sus derechos y territorios.
Además se hará una socialización y reflexión sobre el desarrollo del Conflicto en territorios indígenas; los pueblos y Todos Atierra con apoyo del Instituto Distrital para la Participación Comunal, el Jardín Botánico de Bogotá y la Universidad El Rosario organizan el Foro: Huellas del conflicto en los pueblos indígenas, como Acto de memoria por los líderes caídos en defensa de los derechos, territorio y cultura indígena. El propósito del Foro es analizar el conflicto en territorios indígenas y cómo ha afectado la vida, cultura y memoria colectiva de los pueblos.
La violencia contra los pueblos indígenas en Colombia ha sido sistemática, pues tiene objetivos específicos y planeación, pues estos pueblos tienen diferencias políticas, diferentes formas de ver la vida, el mundo, de ver el desarrollo y la paz entre otras. Se ha dado en el marco del despojo territorial y los intereses de extracción de recursos naturales, los territorios indígenas son muy ricos en ecosistemas y biodiversidad, como señala la historiadora Diana Uribe en Colombia muchas comunidades indígenas se encuentran en zonas de guerra y conflicto que hace que agentes totalmente externos a su cultura, a su causa y vida se reparten sus tierras, los convierten un sándwich entre ejércitos privados que se están matando entre sí.
 

En el Auto 004 de 2009 la Corte Constitucional resalta que algunos pueblos indígenas de Colombia están en peligro de ser exterminados -cultural y físicamente- por el conflicto armado interno re-orientado por actividades relacionadas con narcotráfico y por ello han sido víctimas de gravísimas violaciones a sus derechos fundamentales, colectivos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario.
Otro aspecto que señaló la Corte que afecta y vulnera los derechos de los pueblo indígenas es el modelo económico representado en empresas multinacionales y megaproyectos. También lo ratificó el Tribunal Permanente de los Pueblos, TPP, cuando sesionó en Colombia en 2007, en el marco del juzgamiento a empresas multinacionales: “por graves, claras y persistentes violaciones de principios y normas generales, convenios internacionales que protegen derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales de los pueblos de América Latina”… El TPP condenó al gobierno de Colombia, entre otras razones, por la vulneración del derecho colectivo a la tierra, a los recursos naturales, al autogobierno, a los derechos de participación y al desarrollo propio de los indígenas.

Respecto a la minería la concejala Ati al expresar sus consideraciones sobre la recién aprobada ley de Víctimas, considera que si bien la restitución de tierras está planteada como pilar de esta Ley, hay que prever cómo se va a garantizar este derecho si hay poca tierra para resarcir y aún hay mucha tierra en manos de la mafia que no se ha recuperado para devolverles a miles de campesinos, indígenas y afrocolombianos que fueron despojados de sus territorios ancestrales. Recuerda que Colombia es territorio campesino con vocación ambiental y agrícola que se contrapone a la idea del gobierno con su locomotora de desarrollo minero y esto es lo que genera desplazamiento en las comunidades. “A qué jugamos, por un lado anunciando paños de agua tibia y por otro generando un daño a las mismas comunidades y al territorio nuestro”.

En el mismo sentido los Mamos de la Sierra Nevada de Santa Marta cuestionan la locomotora Minera) del actual Plan Nacional de Desarrollo como algo realmente inquietante y amenazante para los pueblos indígenas. (Anexamos documento contexto minería y pueblos indígenas)

Hoy en Colombia hay pueblos con sólo 3 personas que agonizan, otros como el Tinigua conserva su lengua, pero no hay herederos. En la vasta Sierra de la Macarena -donde ejército y guerrilla libran una guerra a muerte- don Sixto Muñoz, último hablante y sobreviviente del Pueblo Tinigua[1], también libra una resistencia sin precedentes contra el olvido; se aferra a las únicas huellas que quedan de su pueblo y su cultura representados en él mismo. Es un anciano mayor y, quizá… con él morirá todo un legado ancestral de sabiduría, una cultura, una civilización… ¿Qué hacer?

Así la Corte Constitucional, Auto 004/2009, ordenó al gobierno diseñar e implementar el Programa Nacional de Garantía de Derechos para pueblos en condiciones de desplazamiento o en riesgo de estarlo y; un Plan de Salvaguarda para cada uno de los 34 pueblos en riesgo de desaparecer, que en su diagnóstico identificó. Para nuestros pueblos el reto es recuperar y fortalecer sus culturas a través de la educación propia; las danzas, rituales, cosmovisión y conocimiento ancestral son pilares con que cuentan para esta tarea.

Los invitamos a ser promotores del Referendo por los Derechos de la Naturaleza. Con tu firma nos ayudas a conserva la naturaleza, nuestros territorios de vida, nuestra gran riqueza hídrica y la biodiversidad.

Visto: 239

Derechos de la naturaleza y pueblos indígenas

 
 
Tomado de: www.uasb.edu.ec
Publicado: 15-02-2019
Por: María Fernanda Soliz
Área de Salud
Transcripción: Sofía Tinajero Romero
 
Ati Quigua es una lideresa, pacifista y ecologista colombiana. Creció en Sierra Nevada, en Santa Marta. Es militante por el derecho al territorio, a la naturaleza y la soberanía de los pueblos. Ganadora del premio internacional Daniele Po 2016, que tiene tradición de reconocimiento a las mujeres y asociaciones que trabajan por el ambiente y los derechos humanos.
 
Venimos de países vecinos, hermanos, que tienen una tradición compartida en el que los pueblos indígenas y el movimiento ecologista han sido determinantes en la consolidación de estas conquistas históricas de los derechos a la resistencia, al territorio, al agua. Y en este caso, a propósito del simposio, en los derechos de la naturaleza.
 
Queríamos que nos cuentes cómo tú miras los derechos de la naturaleza, más allá de un dispositivo jurídico, como  un dispositivo ideológico y político, que permite una ruptura en estas luchas por el territorio y por la defensa de los derechos pueblos y nacionalidades

Visto: 565

Leer más...

¿Cuáles son las causales de anulación de las firmas?
 
Respuesta:
 
1. Cuando el formulario cuyo encabezado o titulo no tenga relación alguna con el mecanismo de participación ciudadana   que se está adelantando.

2. Cuando el título del formulario esté enmendado, tachado o escrito con tintas correctoras

3. Cuando los formularios cuyos datos o firmas se encuentren en fotocopia

4. Cuando la fecha, número de cédula, nombre o apellido son ilegibles.

5. Cuando alguno de los datos del formulario está incompleto o en  blanco

6. Cuando existan varios apoyos (firmas) de la misma mano

7. Cuando los apoyos (firmas) no son manuscritos

8. Cuando los formularios contengan apoyos con tarjetas de identidad en el campo de cédula de ciudadanía

9. Cuando los formularios en el campo de la firma aparecen únicamente con la huella dactilar, sin la palabra firma a ruego (esto se debe poner cuando hay personas que no saben escribir ni firmar. Debemos llevar un huellero)

10. Cuando en alguno de los campos la información aparece con comillas

11. Cuando aparece la fecha incompleta.

12. Cuando al verificar la cédula en el Censo Electoral no corresponde al número de cédula con los nombres y apellidos

13. Cuando al verificar la cédula en el Censo Electoral no aparece la cédula en el Archivo Nacional de Identificación (ANI)

14. Cuando al verificar la cédula en el Censo Electoral no está inscrito en el Censo Electoral Correspondiente

15. Cuando al verificar la cédula en el Censo Electoral aparece cancelada por muerte.

16. Cuando al verificar la cédula en el Censo Electoral aparece con la novedad de pérdida o suspensión de los derechos políticos

17. Cuando al verificar la cédula en el Censo Electoral aparece con la novedad de doble cedulación

18. Cuando al verificar la cédula en el Censo Electoral el numero de cedula es de extranjería. ( Esto lo debemos tener muy presente, extranjeros no pueden firmar salvo que tengan la nacionalidad colombiana).

Visto: 5806

 
 
El referendo es  un mecanismo de participación ciudadana que está regulado por la Ley 134 de 1994.  El artículo 3 de esta ley define referendo como la "convocatoria que se hace al pueblo para que apruebe o rechace un proyecto de norma jurídica o derogue o no una norma ya vigente." Este mecanimo de participación ciudadana se puede llevar a cabo en diferentes escalas, puede ser a nivel nacional, regional, departamental, distrital, municipal o local.
 
Existen dos tipos de referendo:
 
Referendo derogatorio: Un referendo derogatorio es el sometimiento de un acto legislativo, de una ley, de una ordenanza, de un acuerdo o de una resolución local en alguna de sus partes o en su integridad, a consideración del pueblo para que éste decida si lo deroga o no.
 
Referendo aprobatorio: Un referendo aprobatorio es el sometimiento de un proyecto de acto legislativo, de una ley, de una ordenanza, de acuerdo o de una resolución local, de iniciativa popular que no haya sido adoptado por la corporación pública correspondiente, a consideración del pueblo para que éste decida si lo aprueba o lo rechaza, total o parcialmente.
 
El propósito de un referendo consiste en  que los proyectos de interés para la comunidad sean autorizados y ejecutados; es decir, el referendo es una instancia a la que el pueblo puede acudir en caso de que la corporación encargada de aprobar la ley no la acepte o simplemente deje vencer el plazo para discutirla y aprobarla.
 
Para poder hacer uso del referendo se necesita el respaldo de por lo menos el 10% de los ciudadanos del censo electoral
 
Una vez que el proyecto de referendo se inscriba ante el Registrador Nacional, la organización electoral dará un plazo de seis meses para la recolección de las firmas que lo respalden. Cuando en un referendo hay más de una iniciativa (es decir, hay más de una ley que se pretende cambiar o aplicar), los miembros que van a respaldar las iniciativas solo podrán apoyar con su firma a una de ellas.
 
El día de la votación de un referendo no puede coincidir con otras votaciones; además, la fecha para llevarlo a cabo debe estar entre los primeros seis meses posteriores a la solicitud del referendo.
 
La tarjeta electoral que se utilice debe tener una pregunta dirigida a los ciudadanos en la que se les inquiera por la ratificación o derogación de la norma que se somete a dicho referendo. Para responder esto, el ciudadano tendrá una casilla para marcar "Sí", una para marcar "No" y otra para marcar "Voto en blanco".
 
El referendo sólo se aprobará cuando el pueblo haya respondido de manera positiva en un 50% más uno de los votantes, de lo contrario, la norma que se planteó se derogará.
 
 
Trámite de la iniciativa legislativa y las solicitudes de referendo
 
• Formulario para el trámite de iniciativas legislativas y normativas y de las solicitudes de referendo:
 
De acuerdo con el artículo 16 de la Ley 134 de 1994, el documento sobre el cual firmarán los ciudadanos que apoyan la iniciativa legislativa y normativa o la solicitud del referendo, deberá ser un formulario diferente a aquel con el cual se efectuó la inscripción en la Registraría correspondiente y contendrá cuando menos la siguiente información:
 
El número que la Registraría del Estado Civil le asignó a la iniciativa legislativa y normativa o la solicitud de referendo.
 
La información requerida en el formulario presentado para la inscripción de la iniciativa legislativa y normativa o la solicitud de referendo, de conformidad con los artículos 11 y 12 de la Ley 134 de 1994
El resumen del contenido de la propuesta y la invitación a los eventuales firmantes a leerlo antes de apoyarlo El texto de la iniciativa legislativa y normativa o de la solicitud de referendo y su resumen, no podrán tener alusiones personales ni hacer publicidad personal o comercial.
En el caso de las firmas que se recolecten por correo, según lo previsto en el artículo 19 de la Ley 134 de 1994, el documento en que se firme deberá contener la información exigida en el presente artículo.
 
Los promotores deberán anexar el texto completo del articulado correspondiente y las razones que lo hacen conveniente para que el ciudadano que desee conocer el proyecto completo tenga la posibilidad de hacerlo. S i se trata de una solicitud de referendo derogatorio, se anexará el texto de la norma en cuestión.
 
• Plazo para la recolección de apoyos:
 
Inscrita la iniciativa legislativa y normativa o la solicitud de referendo ante la Registraduría del Estado Civil correspondiente, el Registrador del Estado Civil dispondrá de quince días para la elaboración y entrega de los formularios a los promotores, éstos contarán, desde ese momento, con seis meses para la recolección de las firmas de quienes apoyan estos procesos de participación.
 
Este plazo podrá ser prorrogado, en caso de fuerza mayor, en la forma y en el tiempo que señale el Consejo Nacional Electoral.
 
Suscripción de apoyos:
Según el artículo 19 de la Ley 134 de 1994, para consignar un apoyo en una iniciativa legislativa y normativa o en una solicitud de referendo, el ciudadano deberá escribir en el formulario, de su puño y letra, la fecha en que firma, su nombre, el número de su documento de identificación, el lugar y la dirección de su residencia, todo esto en forma completa y legible, y su firma. Si la persona no supiere escribir imprimirá su huella dactilar a continuación del que firme a su ruego. Si hubiere firmas repetidas, se tendrá por válida la que tenga la fecha más reciente.
 
En el caso de iniciativas promovidas por concejales o diputados, se escribirá el nombre del municipio o departamento en el que ejercen dicha representación.
 
Serán anulados por la Registraduría de la Circunscripción Electoral correspondiente los respaldos suscritos en documentos que no cumplan los requisitos señalados en el artículo 16 de la Ley 134 de 1994, al igual que aquellos que incurran en alguna de las siguientes razones, las cuales deberán ser certificadas por escrito:
 
Fecha, nombre o número de ciudadanía ilegibles o no identificables 2. Firmas con datos incompletos, falsos o erróneos 3. Firmas de la misma mano 4. Firma no manuscrita 5. No inscrito en el censo electoral correspondiente.
 
Tratándose de una iniciativa legislativa y normativa o de una solicitud de referendo en el ámbito de las entidades territoriales, será causal de nulidad del respaldo no ser residente en la respectiva entidad territorial.
 
Recolección de apoyos por correo:
 
De acuerdo con el artículo 20 de la Ley 134 de 1994, los respaldos también podrán ser remitidos por correo que deberá ser certificado, debiendo la persona que desee apoyar la iniciativa legislativa o la solicitud de referendo consignar la información requerida y firmar en la forma prevista en el artículo anterior. El documento donde firma podrá ser un formulario, una copia del mismo o un formato donde aparezca la información exigida en el artículo 16 de la Ley 134 de 1994. El Estado asumirá los costos de envío de los formularios firmados.
 
Desistimiento:
 
Según el artículo 21 de la Ley 134 de 1994, por decisión de la mitad más uno de los miembros del comité de promotores, éstos podrán desistir de la iniciativa legislativa y normativa o de la solicitud de referendo antes del vencimiento del plazo para la recolección de los apoyos. Decisión que debe ser presentada por escrito, motivada y personalmente al registrador correspondiente, junto con todas las firmas recogidas hasta el momento.
 
Dentro del mes siguiente a la presentación del desistimiento, la Registraduría efectuará el conteo, hará público el número de firmas recogidas y señalará el plazo para que cualquier ciudadano, concejal o diputado que lo desee integre un nuevo comité de promotores. Este dispondrá, para completar el número de apoyos requerido, de lo que restaba el plazo, contando a partir del momento en que el nuevo comité se haya inscrito ante el Registrador del Estado Civil correspondiente y reciba los formularios respectivos.
 
Los documentos entregados por los que desistieron reposarán en la Registraduría. Para la continuación del proceso de recolección de apoyos los nuevos promotores recibirán otros formularios en los que, además de la información contenida en los anteriores, se indique el nombre de los integrantes del nuevo comité de promotores, y el número total de apoyos recogidos hasta el momento.
 
Entrega de los formularios a la Registraduría:
 
De acuerdo con el artículo 22 de la Ley 134 de 1994, antes de vencerse el plazo de seis meses, los promotores presentarán los formularios debidamente diligenciados al Registrador del Estado Civil correspondiente.
 
Vencido el plazo sin que se haya logrado completar el número de apoyos requeridos, la iniciativa legislativa y normativa o la solicitud de referendo será archivada.
 
Si el número mínimo de firmas requerido no se ha cumplido y aún no se ha vencido el plazo para la recolección de firmas podrá continuarse con el proceso por el período que falte y un mes más. Vencido este plazo, las firmas adicionales serán entregadas para que la Registraduría expida un nuevo certificado.
 
Verificación de la Registraduría:
 
Según el artículo 23 de la Ley 134 de 1994, el Registrador Nacional del Estado Civil señalará el procedimiento que deba seguirse para la verificación de la autenticidad de los respaldos y podrá adoptar técnicas de muestreo científicamente sustentadas, previa aprobación de las mismas por el Consejo Nacional Electoral.
 
Certificación de la Registraduría:
 
En el término de un mes, contando a partir de la fecha de la entrega de los formularios por los promotores y hechas las verificaciones de ley, el respectivo Registrador del Estado Civil certificará el número total de respaldos consignados, el número de respaldos válidos y nulos y, finalmente, si se ha cumplido o no con los requisitos constitucionales y legales exigidos para el apoyo de la iniciativa legislativa y normativa o de la solicitud del referendo.
 
Destrucción de los formularios:
 
Una vez que la Registraduría correspondiente haya expedido el certificado al que se refiere el artículo 24 de la Ley 134 de 1994, conservará los formularios por veinte (20) días. Durante este término, los promotores podrán interponer ante la jurisdicción contencioso administrativa las acciones a que haya lugar cuando, por la anulación de firmas, no se hubiere obtenido el apoyo requerido.
 
Cuando se haya interpuesto alguna acción contra la decisión de la Registraduría, los formularios deberán conservarse mientras ésta se resuelve.
 
Vencido el término o resueltas las acciones, los materiales quedarán a disposición del Fondo Rotatorio de la Registraduría.
 
Recolección de firmas en entidades territoriales:
 
El artículo 26 de la Ley 134 de 1994 dice que cuando se realicen procesos de participación ciudadana en el ámbito de las entidades territoriales o de las comunas, corregimientos o localidades, sólo podrán consignar su apoyo quienes residan en la respectiva entidad territorial, comuna, corregimiento o localidad además de estar inscritos en el correspondiente censo electoral.
 
Certificación:
 
La organización electoral certificará, para todos los efectos legales, el cumplimiento de los requisitos exigidos para la realización de los mecanismos de participación ciudadana.
 
• Respaldo para la convocatoria:
 
De acuerdo con el artículo 32 de la Ley 134 de 1994, un número de ciudadanos no menor al diez por ciento del censo electoral nacional, departamental, municipal, distrital o local, según el caso, podrá solicitar ante el Registrador del Estado Civil correspondiente la convocatoria de un referendo para la aprobación de un proyecto de ley, de ordenanza, de acuerdo o de resolución local de iniciativa popular que sea negado por la corporación respectiva o vencido el plazo de que trata el artículo 163 de la Constitución Política, o solicitar la derogatoria total o parcial de leyes, ordenanzas, acuerdos o resoluciones locales.
 
En el caso del referendo aprobatorio, los promotores dispondrán de otros seis meses para completar un número de respaldos no menor al 10% del censo electoral de la circunscripción respectiva.
 
Si dicho respaldo ya hubiere sido alcanzado para la presentación de la iniciativa legislativa y normativa, a la corporación pública, los promotores podrán solicitar la convocatoria de referendo sin más requisitos pero, de presentarse otras iniciativas complementarias o contradictorias sobre la misma materia, según lo dispuesto en el artículo 38 de la Ley 134 de 1994, podrán continuar el proceso de recolección de apoyos por el tiempo señalado.
 
En tal caso, podrán emplear en el mismo formulario, surtir el mismo procedimiento y cumplir con las condiciones exigidas para la recolección de firmas en apoyo a la iniciativa original, que no hubiere sido aprobado por la corporación correspondiente, o derogatoria total o parcial de leyes, ordenanzas, acuerdos o resoluciones locales.
 
• Referendo constitucional:
 
A iniciativa del Gobierno o de un grupo de ciudadanos no menor al 5% del censo electoral, el Congreso, mediante ley que requiere la aprobación de la mayoría de los miembros de ambas Cámaras podrá someter a referendo un proyecto de reforma constitucional que el mismo Congreso incorpore a la ley. El referendo será presentado de manera que los electores puedan escoger libremente en el temario o articulado que votan positivamente y que votan negativamente.
 
La aprobación de reformas a la Constitución por vía de referendo requiere el voto afirmativo de más de la mitad de los sufragantes y que el número de estos exceda de la cuarta parte del total de ciudadanos que integran el censo electoral.
 
• Convocatoria del referendo:
 
De acuerdo con el artículo 34 de la Ley 134 de 1994, expedidas las certificaciones por la Registraduría del Estado Civil correspondiente, sobre el número de apoyos requeridos, así como el fallo de la Corte Constitucional, el Gobierno Nacional, departamental, distrital, municipal o local correspondiente, convocará el referendo mediante decreto, en el término de ocho días, y adoptará las demás disposiciones necesarias para su ejecución.
 
En el entendido que la expresión “fallo de la Corte Constitucional” se refiere al pronunciamiento que debe hacer la Corporación acerca de la constitucionalidad de la convocatoria a un referendo para reformar la Constitución, sólo por vicios de procedimiento, al tenor de lo dispuesto en el numeral 2º del artículo 241 de la Carta Política. (Sentencia C-180 de 1994).
 
• Materias que pueden ser objeto de referendos:
 
Según el artículo 35 de la Ley 134 de 1994 pueden ser objeto de referendo los proyectos de ley, de ordenanza, de acuerdo o de resolución local que sean de la competencia de la corporación pública de la respectiva circunscripción electoral de conformidad con lo dispuesto en el artículo 29 de la Ley 134 de 1994.
 
Para efectos del referendo derogatorio son leyes las expedidas por el Congreso u los decretos que dicte el Presidente de la República en ejercicio de facultades extraordinarias que éste le haya conferido; son ordenanzas las expedidas por las asambleas departamentales y los decretos que dicte el gobernador con fuerza de ordenanza; son acuerdos los expedidos por los concejos municipales y los decretos que dicten los alcaldes con fuerza de acuerdo; y son resoluciones las expedidas por las Juntas Administradoras Locales y las resoluciones que dicte el alcalde local, todos de conformidad con las facultades extraordinarias otorgada para tal evento.
 
• Referendos derogatorios de ciertos actos legislativos:
 
Deberán someterse a referendo las reformas constitucionales aprobadas por el Congreso, cuando se refieran a los derechos reconocidos en el Capítulo I del Título II y a sus garantías, a los procedimientos de participación popular, o al Congreso, si así lo solicita, dentro de los seis meses siguientes a la promulgación del acto legislativo, un cinco por ciento de los ciudadanos que integren el censo electoral.
 
• De cuando no hay lugar a referendos derogatorios:
 
Si antes de la fecha señalada para la votación de un referendo para derogar un acto legislativo, una ley, una ordenanza, un acuerdo local o una resolución local, la corporación respectiva lo deroga, no habrá lugar a la celebración del referendo.
 
• Período para la recolección de apoyos:
 
Según el artículo 38, de la Ley 134 de 1994, inscrita una solicitud de referendo, la organización electoral fijará un plazo de un mes para la inscripción de otras iniciativas legislativas y normativas sobre la misma materia, sean éstas complementarias o contradictorias de la primera, siempre y cuando hayan sido consideradas u no aprobadas por el Congreso o por la Corporación Administrativa correspondiente.
 
Transcurrido dicho plazo, se inicia el de seis meses para la recolección de las firmas adicionales de los ciudadanos. Ningún ciudadano podrá suscribir su apoyo a más de una iniciativa.
 
Será sometida a referendo la iniciativa presentada al Registrador del Estado Civil correspondiente, dentro del término antes señalado, que, según certificación del mismo Registrador, haya recogido el mayor número de apoyos válidos, siempre y cuando este número sea al menos igual al exigido en la Ley 134 de 1994, y sus promotores harán campaña por el sí.
 
Los promotores de las otras iniciativas podrán hacer campaña por el sí o por el no, y gozarán de los beneficios especiales de que tratan los artículos siguientes, si la iniciativa que promueven lograse, cuando menos, el apoyo del 10% de los ciudadanos que conformen el respectivo censo electoral, según certificación del respectivo Registrador.
 
No serán admitidas nuevas iniciativas sobre la misma materia antes que el proceso del referendo hay culminado en todas sus partes.
 
• Fecha para la realización del referendo:
 
El referendo deberá realizarse dentro de los seis meses siguientes a la presentación de la solicitud. Cuando se trate de un referendo de carácter nacional, departamental, municipal o local, la votación no podrá coincidir con ningún otro acto electoral. No podrá acumularse a la votación de más de tres referendos para la fecha.
 
• Finalización de las campañas:
 
Las campañas de todos los procesos de participación ciudadana reglamentados en la Ley 134 de 1994, y que culminen con una votación, finalizarán a las 12 de la noche del día anterior al señalado por la misma.
 
• Contenido de la tarjeta electoral:
 
El Registrador del Estado Civil correspondiente diseñará la tarjeta electoral que será usada en la votación de los referendos, la cual deberá, por lo menos, contener:
 
La pregunta sobre si el ciudadano ratifica o deroga íntegramente la norma que se somete a referendo 2. Casillas para el sí, para el no y para el voto en blanco 3. El articulado sometido a referendo
 
• La tarjeta electoral para el referendo constitucional:
 
De acuerdo con el artículo 42 de la Ley 134 de 1994, la tarjeta para la votación del referendo constitucional deberá ser elaborada de tal forma que, además del contenido indicado en el artículo 41, presente a los ciudadanos la posibilidad de escoger libremente el articulado que aprueban y el articulado que rechazan, mediante casillas para emitir el voto a favor o en contra de cada uno de los artículos cuando el elector no vote el proyecto en bloque. En todo caso, habrá una casilla para que vote el proyecto en bloque si así lo desea.
 
• Suspensión de la votación de los referendos durante los estados de excepción:
 
El Presidente de la República, con la firma de todos sus ministros, mediante decreto legislativo y por motivos de orden público podrá suspender la realización de la votación de un referendo durante la vigencia de cualquiera de los estados de excepción, siempre que su celebración pudiere afectar el orden público o se observare un ambiente de intimidación para los votantes. Dentro de los tres días siguientes a la expedición del decreto el Presidente de la República presentará un informe motivado al Congreso de la República sobre las razones que determinaron la suspensión. Si éste no estuviere sesionando podrá hacerlo dentro del mismo término. El Gobierno enviará a la Corte Constitucional al día siguiente de su expedición el decreto legislativo de suspensión para que ésta se decida definitivamente sobre su constitucionalidad, si el Gobierno no cumpliere con el deber de enviarlo, la Corte Constitucional aprehenderá de oficio y en forma inmediata su conocimiento.
 
• Control previo de constitucionalidad del texto que se somete a referendo:
 
Según el artículo 44 de la Ley 134 de 1994, para evitar un pronunciamiento popular sobre iniciativas inconstitucionales, el tribunal de la jurisdicción contencioso-administrativa competente, en el caso de referendos normativos departamentales, distritales, municipales o locales, previamente revisarán la constitucionalidad del texto sometido a referendo. El Tribunal Contencioso Administrativo competente, según el caso, se pronunciará después de un período de fijación en lista de diez días, para que cualquier ciudadano impugne o coadyuve la constitucionalidad de la iniciativa y el Ministerio Público rinda concepto.
 
Mayorías:
 
En todo referendo, el pueblo tomará decisiones obligatorias por medio de la mitad más uno de los votantes, siempre y cuando hayan participado una cuarta parte de los ciudadanos que componen el censo electoral de la respectiva circunscripción electoral
 
• Decisión posterior sobre normas sometidas al referendo:
 
Las normas que hayan sido derogadas o aprobadas mediante referendo no podrán ser objeto de decisión dentro de los años siguientes, salvo por decisión de la mayoría absoluta de los miembros de la respectiva circunscripción.
 
Pasado este término se aplicarán las mayorías ordinarias. Cuando se trate de referendos aprobatorios o derogatorios de carácter nacional no podrá solicitarse referendo sobre el mismo asunto sino hasta pasados dos años.
 
• Nombre y encabezamiento de la decisión:
 
La decisión adoptada en referendo se denominará acto legislativo, ley, ordenanza, acuerdo, o resolución local, según corresponda a materias de competencia del Congreso de la república, de las asambleas departamentales o de los concejos municipales, distritales o de las juntas administradoras locales, y así se encabezará el texto aprobado. Si se trata de una ley o de un acto legislativo aprobado mediante referendo, el encabezamiento deberá ser el siguiente según el caso: “El pueblo de Colombia decreta”
 
• Promulgación de actos legislativos, leyes, ordenanzas, acuerdos o resoluciones locales aprobados en referendos:
 
Aprobado un referendo, el Presidente de la República, el gobernador o el alcalde, según el caso, sancionará la norma y dispondrá su promulgación en el término de ocho días contados a partir de la declaración de los resultados por parte de la Registraduría del Estado Civil correspondiente, so pena de incurrir en causal de mala conducta.
 
• Vigencia de la decisión:
 
Los actos legislativos, las leyes, las ordenanzas, los acuerdos y las resoluciones locales, entrarán en vigencia a partir del momento de la publicación a menos que en la misma se establezca otra fecha. La publicación deberá hacerse a los ocho días siguientes a la aprobación de los resultados por la organización electoral en el Diario Oficial o en la publicación oficial de la respectiva corporación y, de no relazarse, se entenderá surtida una vez vencido dicho término, configurándose para el funcionario reticente una causal de mala conducta.
 
Solicitud de inscripción comité de promotores para mecanismos de participación ciudadana
Martes 6 de noviembre de 2012.    Descargue aqui
 
Formulario recolección de apoyos inscripción comité de promotores mecanismos de participación ciudadana
Martes 6 de noviembre de 2012.      Descargue aqui
 
Formulario de inscripción para mecanismos de participación ciudadana
Martes 6 de noviembre de 2012.       Descargue aqui
 
 
 
Respuesta a 30 preguntas frecuentes sobre referendos
 
 
¿Qué es un referendo? ¿Qué es un comité promotor? ¿Se pueden realizar varios referendos en un mismo día? ¿Cuántos votos se necesitan para que un referendo sea válido?, éstas y otras preguntas se resuelven a continuación.
 
Bogotá D.C, lunes 25 de junio de 2012. Con el ánimo de hacer pedagogía electoral sobre los mecanismos de participación previstos en la Constitución Política y en la Ley 134 de 1994, la Registraduría Nacional del Estado Civil presenta a continuación las respuestas a las preguntas frecuentes sobre los referendos.
 
1. ¿Qué es un referendo?
 
El referendo es uno de los mecanismos de participación ciudadana previstos en el artículo 103 de la Constitución y en la Ley 134 de 1994. Hay referendos aprobatorios y derogatorios. Un referendo aprobatorio es el sometimiento de un proyecto de acto legislativo o de una ley que no fue adoptada por la corporación pública correspondiente, a consideración del pueblo para que éste decida si lo aprueba o lo rechaza, total o parcialmente. Por el contrario, un referendo derogatorio consiste en el sometimiento de una norma que fue aprobada por el Congreso, la Asamblea Departamental o el Concejo Municipal a consideración del pueblo para que éste decida si se deroga la respectiva ley, ordenanza o acuerdo.
 
2. ¿Qué dice la Constitución Política sobre los referendos derogatorios de actos legislativos?
 
El artículo 377 de la Constitución señala: “Deberán someterse a referendo las reformas constitucionales aprobadas por el Congreso, cuando se refieran a los derechos reconocidos en el Capítulo 1 del Título II y a sus garantías, a los procedimientos de participación popular, o al Congreso, si así lo solicita, dentro de los seis meses siguientes a la promulgación del Acto Legislativo, un cinco por ciento de los ciudadanos que integren el censo electoral. La reforma se entenderá derogada por el voto negativo de la mayoría de los sufragantes, siempre que en la votación hubiere participado al menos la cuarta parte del censo electoral”.
 
3. ¿Qué es un comité promotor?
 
El artículo 10 de la Ley 134 de 1994 señala: “Para ser promotor de una iniciativa legislativa y normativa o de una solicitud de referendo, se requiere ser ciudadano en ejercicio y contar con el respaldo del cinco por mil de los ciudadanos inscritos en el respectivo censo electoral, cumpliendo con este requisito, podrán también ser promotores, una organización cívica, sindical, gremial, indígena o comunal del orden nacional, departamental, municipal o local, según el caso, o un partido o movimiento político, debiendo cumplir con el requisito de la personería jurídica en todos los casos.
 
(…) “Deberán constituirse en comité e inscribirse como tales ante la Registraduría del Estado Civil de la correspondiente circunscripción electoral. Este comité estará integrado por nueve ciudadanos, y elegirá el vocero, quien lo presidirá y representará. Si el promotor es la misma organización, partido o movimiento, el comité podrá estar integrado por sus directivas o por las personas que éstas designen para tal efecto”.
 
4. ¿Cuántas firmas se requieren para inscribir un comité promotor de un referendo?
 
Para inscribir el comité promotor con sus nueve miembros incluido el vocero se requiere presentar formularios con firmas de respaldo equivalentes al 5 por mil del censo electoral.
 
5. ¿En cuánto está el censo electoral?
 
Con corte a 21 de marzo de 2012, el censo electoral colombiano estaba compuesto por 31.147.177 ciudadanos. El censo varía todos los días por las altas y bajas previstas en el Código Electoral. Cualquier ciudadano puede solicitar mediante derecho de petición a la Dirección de Censo Electoral la información sobre el total de ciudadanos que conforman el censo en una fecha determinada, para tener certeza sobre el total de firmas que deben aportar para respaldar una iniciativa de participación ciudadana.
 
6. ¿Si yo quiero apoyar un referendo, puedo llevar directamente mi firma a la Registraduría?
 
No. La Registraduría recibe únicamente las firmas diligenciadas en los formularios previstos y las presentan los miembros del comité promotor.
 
7. ¿Existen formularios especiales para recoger las firmas, o se puede firmar en cualquier tipo de formato?
 
Existen formularios para recoger las firmas ciudadanas. El artículo 11 de la Ley 134 de 1994 señala:
 
“El formulario para la inscripción de una iniciativa legislativa y normativa o de una solicitud del referendo, será elaborado por la Registraduría del Estado Civil correspondiente, de conformidad con las instrucciones que sobre la materia imparta el Consejo Nacional Electoral, y deberá ser entregado gratuitamente a quien lo solicite.
 
En este formulario deberá aparecer, en lugar visible, el número de firmas que deberán ser recogidas para que los promotores puedan presentare inscribir la iniciativa legislativa y normativa o la solicitud del referendo y la advertencia de que cualquier fraude en el proceso de recolección de firmas será castigado penalmente”.
 
Por su parte, el artículo 12 de la Ley 134 de 1994 señala:
 
Al momento de la inscripción de una iniciativa legislativa y normativa o de la solicitud de un referendo, el vocero del comité de promotores deberá presentar el formulario que le entregó la Registraduría del Estado Civil correspondiente, diligenciado con la siguiente información:
 
a. El nombre completo y el número del documento de identificación de los miembros del comité de promotores y de su vocero, previamente inscritos ante la Registraduría correspondiente;
 
b. La exposición de motivos de la iniciativa legislativa y normativa o de la solicitud de referendo que promueven y el resumen del contenido de la misma;
 
c. En el caso de la iniciativa popular legislativa y normativa ante una corporación pública, o de la solicitud de un referendo aprobatorio, el título que describa la esencia de su contenido, y el proyecto de articulado;
 
d. En el caso de iniciativas legislativas y normativas o de las solicitudes de referendo presentados en el marco de una entidad territorial, un espacio en el que se indique lugar y la dirección de la residencia de quienes respaldan su inscripción;
 
e. El nombre de las organizaciones que respaldan la iniciativa legislativa y normativa o la solicitud del referendo con la prueba de su existencia y copia del acta de la asamblea, congreso o convención en que fue adoptada la decisión, o, en su defecto, la lista con el nombre, la firma y el número del documento de identificación de las personas que respaldan estos procesos;
 
f. En el caso de solicitud de referendo derogatorio, el texto de la norma que se pretende derogar, el número que la identifica y la fecha de su expedición;
 
g. Cuando la iniciativa legislativa sea promovida por concejales o diputados, el municipio o departamento respectivo.
 
8. ¿Si varias personas o varios comités promotores recogen firmas para un referendo sobre un mismo tema, se pueden sumar las firmas?
 
No. Cada comité promotor es independiente y por lo tanto el trámite que adelanta es distinto del que realiza otro grupo de ciudadanos, así la iniciativa sea similar o idéntica. Esto significa que cada comité promotor debe cumplir con todos los requisitos exigidos en la Constitución y la ley.
 
9. ¿Cuándo queda inscrito el comité promotor?
 
Cuando la Registraduría expide la resolución por medio de la cual se aprueba la inscripción del comité promotor, previa certificación de la Dirección de Censo Electoral, en la que se indica que el total de firmas aportadas por los promotores supera el mínimo previsto en la Ley.
 
10. ¿Hay un plazo máximo para revisar las firmas que se entregan para inscribir el comité promotor?
 
No. La ley no prevé un término para la revisión de firmas en esta etapa inicial de constitución del comité promotor.
 
11. Una vez inscrito el comité promotor ¿qué paso sigue?
 
Los promotores deben recoger firmas equivalentes al 5% del censo electoral.
 
12. ¿Las firmas que se recogen para constituir el comité promotor se pueden usar después para presentarlas como apoyo a la iniciativa?
 
No. El artículo 16 de la Ley 134 señala: El documento sobre el cual firmarán los ciudadanos que apoyan la iniciativa legislativa y normativa o la solicitud del referendo, deberá ser un formulario diferente a aquel con el cual se efectuó la inscripción en la Registraduría correspondiente y contendrá cuando menos la siguiente información:
 
a. El número que la Registraduría del Estado Civil le asignó a la iniciativa legislativa y normativa o a la solicitud de referendo;
 
b. La información requerida en el formulario presentado para la inscripción de la iniciativa legislativa y normativa o la solicitud de referendo, de conformidad con los artículos 11 y 12 de la presente Ley;
 
c. El resumen del contenido de la propuesta y la invitación a los eventuales firmantes a leerlo antes de apoyarlo.
 
El texto de la iniciativa legislativa y normativa o de la solicitud de referendo y su resumen, no podrán contener alusiones personales ni hacer publicidad personal o comercial.
 
En el caso de las firmas que se recolecten por correo, según lo previsto en el artículo 19 de esta Ley, el documento en que se firme deberá contener la información exigida en el presente artículo.
 
Los promotores deberán anexar además el texto completo del articulado correspondiente y las razones que lo hacen conveniente para que el ciudadano que desee conocer el proyecto completo tenga la posibilidad de hacerlo. Si se trata de una solicitud de referendo derogatorio, se anexará el texto de la norma en cuestión.
 
13. ¿Cómo deben ser las firmas de respaldo para un referendo?
 
Sobre la suscripción de apoyos, el artículo 19 de la Ley 134 de 1994 señala que “Para consignar su apoyo en una iniciativa legislativa y normativa o en una solicitud de referendo, el ciudadano deberá escribir en el formulario, de su puño y letra, la fecha en que firma, su nombre, el número de su documento de identificación, el lugar y la dirección de su residencia, todo esto en forma completa y legible, y su firma. Si la persona no supiere escribir imprimirá su huella dactilar a continuación del que firme a su ruego. Si hubiere firmas repetidas, se tendrá por válida la que tenga la fecha más reciente.
 
En el caso de iniciativas promovidas por concejales o diputados, se escribirá el nombre del municipio o departamento en el que ejercen dicha representación.
 
Serán anulados por la Registraduría de la Circunscripción Electoral correspondiente los respaldos suscritos en documentos que no cumplan los requisitos señalados en el artículo 16, al igual que aquellos que incurran en alguna de las siguientes razones, las cuales deberán ser certificadas por escrito:
 
1. Fecha, nombre o número de la cédula de ciudadanía ilegibles o no identificables.
 
2. Firma con datos incompletos, falsos o erróneos.
 
3. Firmas de la misma mano.
 
4. Firma no manuscrita.
 
5. No inscrito en el censo electoral correspondiente”.
 
14. ¿Qué certificaciones debe expedir el Registrador Nacional en materia de referendos?
 
La Ley 134 de 1994 en sus artículos 24, 27 y 34 se refiere a las certificaciones que debe expedir el Registrador Nacional para el trámite de todos los referendos. Estas certificaciones se refieren a que las firmas válidas entregadas por el comité promotor como apoyo a la iniciativa superen el 5% del censo electoral y adicionalmente que se dio cumplimiento a los requisitos constitucionales y legales exigidos para la realización de los mecanismos de participación ciudadana, incluyendo lo relacionado con cuentas y gastos de campaña, cuya revisión compete al Consejo Nacional Electoral.
 
15. ¿Se pueden celebrar varios referendos en un mismo día?
 
Sí. El Artículo 39 de la Ley 134 de 1994 permite celebrar hasta tres referendos en una misma fecha.
 
16. ¿Se puede celebrar un referendo el mismo día de una elección ordinaria?
 
No. El artículo 39 de la Ley 134 de 1994 señala que la votación de un referendo no podrá coincidir con ningún otro acto electoral.
 
17. ¿Cuántos votos se necesitan para que un referendo sea válido?
 
La decisión que adopta el pueblo mediante el referendo es obligatoria siempre y cuando haya participado al menos una cuarta parte (el 25%) de los ciudadanos que componen el censo electoral.
 
18. ¿Quiénes pueden votar en un referendo?
 
Todos los ciudadanos que hagan parte del censo electoral.
 
19. ¿Cuántos cuesta organizar un referendo?
 
El presupuesto elaborado en el año 2009 para la eventual convocatoria a alguno de los referendos en trámite en ese momento ascendía a $140.000 millones. Si en este momento tuviese que convocarse a un referendo habría que actualizar este presupuesto, no sólo teniendo en cuenta el incremento en el Indice de Precios al Consumidor, sino además en lo relacionado con los requisitos adicionales que trajo en materia de organización de jornadas democráticas la Ley 1475 de 2011 o Reforma Política, tales como la biometría y el escrutinio inmediato de mesa, entre otros.
 
20. ¿Cómo pueden ser los votos en un referendo?
 
Los ciudadanos que decidan acudir a las urnas pueden votar por el “sí” o por el “no”, con relación a si se aprueba la ley o proyecto de acto legislativo y también pueden votar en blanco. Así mismo pueden presentarse votos nulos y tarjetas no marcadas.
 
21. ¿Qué votos se tienen en cuenta para el cálculo del umbral?
 
Si se realizan varios referendos en un mismo día o si un referendo tiene varias preguntas, cada referendo y cada pregunta deberán alcanzar su propio umbral (25% del censo electoral) para que la decisión del pueblo sea obligatoria. Para calcular el umbral se tienen en cuenta todos los votos válidos, es decir los votos por el “sí”, los votos por el “no” y los votos en blanco. No se tienen en cuenta los votos nulos ni los votos no marcados.
 
22. ¿Tiene efectos distintos abstenerse de votar, votar de manera negativa y votar en blanco?
 
Si la persona vota por el “sí", por el “no” o vota en blanco, su voto contribuye a que la iniciativa alcance el umbral (25% del censo electoral), a diferencia de quien se abstiene de votar. La Corte Constitucional, en la sentencia C-551 de 2003, señaló que la abstención "es una posibilidad que goza de protección constitucional en los referendos constitucionales".
 
23. ¿Si se celebran varios referendos en un mismo día, una persona puede votar por todos, o debe escoger alguno?
 
Un ciudadano podría votar por uno, dos o tres referendos, de acuerdo con su elección. Por ejemplo, podría votar en uno de materia afirmativa, en otro de manera negativa y en otro abstenerse de votar si así lo desea. En todo caso, cada pregunta de cada referendo debe alcanzar su propio umbral.
 
24. ¿Cómo se garantiza que los votos de un referendo no ayuden a alcanzar el umbral de otro referendo que se vote en la misma fecha?
 
La Registraduría Nacional del Estado Civil debe diseñar mecanismos que permitan diferenciar los votos de cada referendo sometido a consideración popular. La diferenciación puede darse mediante la implementación de distintos colores para las tarjetas electorales y/o la utilización de urnas separadas.
 
25. ¿Quién fija la fecha para un referendo nacional?
 
El artículo 34 de la Ley 134 de 1994 señala que expedidas las certificaciones por la Registraduría del Estado Civil correspondiente, sobre el número de apoyos requerido, así como el fallo de la Corte Constitucional, el Gobierno Nacional, convocará el referendo mediante decreto, en el término de ocho días.
 
26. ¿Cuánto tiempo requiere la Registraduría Nacional del Estado Civil para preparar la realización de un referendo de carácter nacional?
 
Para la realización del referendo celebrado en octubre de 2003 la Registraduría Nacional del Estado Civil necesitó cuatro meses. La entidad requiere al menos de cuatro meses para poder programar toda la logística necesaria, y a este plazo deben sumarse los términos establecidos en las normas de contratación estatal, de acuerdo con la modalidad de contratación que se adopte.
 
27. ¿A partir de cuándo entra en vigencia la decisión adoptada en el referendo?
 
El artículo 49 de la Ley 134 de 1994 señala que el acto legislativo o la ley aprobada por referendo entra en vigencia a partir del momento de la publicación en el Diario Oficial, a menos que en la misma se establezca otra fecha. La publicación deberá hacerse a los 8 días siguientes a la aprobación de los resultados por la organización electoral.
 
28. ¿Cuánto tiempo pasa entre el momento en que se celebra un referendo y el momento en que se aprueban los resultados por parte de la organización electoral?
 
El proceso de escrutinio comienza el mismo día de la jornada electoral y la declaración de resultados nacionales compete al Consejo Nacional Electoral, que además debe resolver todas las reclamaciones que eventualmente se presenten. No existe un término fijo para la declaración de resultados y el tiempo puede variar dependiendo de las reclamaciones que se presenten.
 
29. ¿En este momento hay algún referendo formalmente en trámite ante la Registraduría Nacional?
 
No. A la fecha ningún grupo de ciudadanos ha radicado firmas para revisión de la Registraduría, para la conformación de algún comité promotor de referendo.
 
30. Además de los referendos ¿existen otros mecanismos de participación ciudadana?
 
El artículo 103 de la Constitución Política señala: “Son mecanismos de participación del pueblo en ejercicio de su soberanía: el voto, el plebiscito, el referendo, la consulta popular, el cabildo abierto, la iniciativa legislativa y la revocatoria del mandato. La ley los reglamentará”.
 
Informacion tomada de www.registraduria.gov.co

Visto: 124758

Visita tambien

 

blue red orange

Diseño Plantilla © Wilder Jojoa. Todos los Derechos Reservados.

Ingrese a su cuenta o Crear una cuenta